Estado del Tiempo
ciudad de Córdoba


Viva Córdoba
Córdoba que se enamora
y que escribe en las paredes
Córdoba que se nos cae
Córdoba que se levanta
viva Córdoba
Córdoba que se la aguanta.


Jerónimo Luis de Cabrera



Provincia de Córdoba


Cancionero II
Caballero de ley (vals criollo)

Calle 9 de Julio esquina Rivera Indarte,
corazón elegante de mi docta ciudad
donde late la vida al compás de los gritos
de un lustrín y los versos del cieguito cantor. [ Ver más ]





Escritores Cordobeses

 

AMIGOS Y LECTORES ESCRIBEN A SERGIO AVEDANO

Es ¿fue? un auténtico recopilador de historias orales de Córdoba.
Columnista entusiasta de este sitio web.
Publicó más de 30 títulos, todos referidos a historias, personajes y personalidades de la provincia de Córdoba.
Falleció este 2 de junio de 2009.
De distintas partes del mundo, hoy recordamos así a Sergio avedano:

Desde Lanzarote, España, escribe Fernando Gómez Aguilera:

Apreciada Silvia:
Le escribo estas palabras desorientadas desde la otra orilla del Atlántico, desde Lanzarote.   Por casualidad, he dado con su blog navegando por la red. 
Fui amigo de Sergio Osvaldo Avedano, uno de mis maestros, escritor admirado, hombre libre y bueno intensamente, generoso sin fronteras, mi querido Sergio. Las lágrimas de la pérdida se hacen densas en la distancia, obstruyen vísceras y canciones, agitan la memoria, nos disuelven en la perpetua constatación del límite inevitable.

 Sergio supo construir una gran mitología popular cordobita a partir de una literatura compulsiva, entrañada en la humildad de la calle, despojada de cualquier arrogancia, porque sabía que no hay posibilidad de palabra limpia sin que por sus arterias circule sangre de vida exigente con la justicia, además de compasiva con los otros.  

 Avedano hizo una literatura circular, que nunca dejó de girar sobre el eje popular entendido como tejido de profundidad y valor humano, como espejo de los que somos. Y ahí, en ese “jardín florido” suyo, cultivó la virtud de concederle una segunda vida al olvido: gentes y situaciones que, en su salvación verbal, tomaron una nueva existencia con su presencia en la memoria colectiva. Pero también contribuyeron a explicar la compleja psicología de un médico, un futbolista —Talleres, Instituto e Independiente Rivadavia (Mendoza)— y un escritor humanísimo, libre de ataduras, independiente, sabio, conocedor de la psicología del individuo y del grupo, dispuesto a descifrar jeroglíficos, a compadecerse y a rescatar sombras e identidades como un gran cuidador de aves heridas.

Siempre he creído que Sergio era un escritor-alfarero, construido por el barro que tenazmente modelaba. Y un escritor urgente, obrero, ante la inmensa tarea que advirtió delante de sí: arrebatarle al espanto de la ceniza devoradora el rastro de tantas vidas anónimas, e irrelevantes aparentemente que, sin embargo, merecían permanecer, no ser borradas. Era consciente de que no disponía del tiempo necesario para tan colosal propósito y trabajó en sus últimos años con la devoción de un misionero laico, entregado a la literatura sin límites y sin desfallecer. Y en esa tensión, también en la apertura permanente del nómada, forjó su perfil de escritor singular, tan atento a la filosofía de la calle como a la buena compañía del escepticismo inteligente y del humor zumbón. Porque Sergio había regresado de muchos viajes y ya no cedía a la tentación banal del souvenir ni a la magia disolvente de los vendedores de baratijas, fueran mediáticas o de salón.

 Su primer libro publicado a comienzos de los sesenta, cuando el mundo se preparaba para abrirse a rebeliones y utopías liberadoras —que luego, como es ley de vida, nos legaron otras esclavitudes—, lo tituló “Las manos del Sol”. Y con esa caligrafía ígnea, luminosa, fue escribiendo página a página, al galope de una yegua que supo ir de calle en calle, de portal en portal, rindiendo tributo a la vida llana, a la existencia desnuda y al abrazo humano. Justo es reconocerlo y agradecérselo.

 Uno de mis poemas imprescindibles es la amistad con que Sergio fertilizó mi vida. Saberme digno de su amistad ha constituido un estímulo permanente para mí. Ojalá Córdoba no le olvide ni a él ni a sus libros, tan leídos, y le retribuya algún rayo de la luz que él le entregó, con reiterada generosidad, tanto a la ciudad como a sus gentes.

La saludo cordialmente, Silvia,

Fernando Gómez Aguilera
Lanzarote

Comentarios: Enviar Comentarios

Walkirya dijo...

Me hago eco de las palabras vertidas en los comentarios, sobre la persona de Titi Avedano, querido amigo en edificaciones quiméricas y construcción y reconstrucción social. Querido Titi se lo extraña irreparablemente!.
Quisiera aprovechar este espacio, para pedirles información sobre una de las últimas obras de Avedano, como no vivo en Argentina no estoy segura si la misma fue publicada. La obra trata sobre la experiencia que tiene el autor en sus visitas a la cárcel de Barrio San Martín. Concretamente al lugar donde funciona un precario "colegio secundario" dentro de la misma penitenciaria. Si mal no recuerdo fue en el año 2007 o 2008 cuando él presentó esta obra. Pero no tengo registrado el nombre de la obra, si la misma fué publicada y en qué librería de Córdoba se podría adquirir. Si alguien tuviere datos sobre lo solicitado agradeceré mucho me envíen un mail a lauramiranda@get2net.dk. Desde ya muchas gracias y a Ud. Silvia en especial, por este espacio dedicado a Titi (Cordobita) Avedano.

10 septiembre 2009 07:23


Alfredo Lemon dijo...

Estimada SILVIA, me enteré hoy, por tu sitio de autores de Córdoba, del fallecimiento de SERGIO AVEDANO. Tenía para con él un recuerdo imborrable, si bien hace mucho tiempo que no nos cruzábamos en alguna peatonal de nuestra docta que tanto amamos y de la que él supo hacer su compañera de aventuras. Fue cuando editó mi primer cuadernillo de poemas, hoy olvidable por supuesto, que habíamos titulado "El sol de los sueños", a la distancia parece ridículo, pero a mi querida abuela Ketita fue mi único libro de poemas que le gustó "porque lo entendía". Eso que refiero fue en 1982, a mis 22 años. Ahora, rezo para que su corazón de hombre bueno y buena persona, lo cual no es poco, descanse en paz. Abraxas. Alfredo Lemon.
08 julio 2009 08:43


Irene dijo...

Soy la nieta de Sergio Avedano.
Les agradezco por estas palabras que transmitiré a mi familia. Mi abuelo me hablaba de Fernando y de sus encuentros en Lanzarote con admiracion y cariño.
Cordialmente,
Irene Avedano.

04 julio 2009 13:40


Decires y Contares dijo...

Los Talleres Municipales de Arte Infantil y Arte Joven de Porteña expresan su tristeza por el fallecimiento inesperado de SERGIO AVEDANO ocurrido el día 2 de junio pasado.
SERGIO AVEDANO, un ser humano mayúsculo, un escritor apasionado,un investigador incansable. Autor de numerosas Novelas,Relatos, Cuentos , Crónicas como las pertenecientes a la colección "Cordobitas" y entre otras obras, autor de "Porteña y los heroes silenciosos de la Pampa".
Un cordobés de mundo,que se apasionó con Porteña y su gente y retrató en su libro a porteñenses que para él eran significativos,que se enamoró de la obra artística de Jorge Poggio y de la historia de vida de nuestro artista plástico.
En su paso por Porteña visitó nuestros Talleres, estuvo en contacto con nuestros chicos sembrando este amor por rescatar aquello que nos es propio, que nos identifica, que nos hace únicos.Nos honró con su presencia en la primera edición de DECIRES, CONTARES Y CANTARES.
¡HASTA SIEMPRE, SERGIO!

08 junio 2009 11:49


Elder Omar Candusso dijo...

Hola Silvia: Perder un ser querido resulta doloroso. Perder un ,maestro, un verdadero artífice, hombre avezado en el arte de las letras resulta para mí, inefable.
No puedo, hoy, por la congoja que el hecho encierra, explicar con palabras el dolor de la pérdida del Ser que me brindó sus conocimientos y su afecto. Haberme permitido compartir sus Cordobitas 6 y 9, ocupar un espacio a su lado presentando estos libros en la ciudad capital y en el interior cordobés, departir largas horas en su estudio o en la ribera de la Mar de Ansenuza, lo pinta como lo que era (tal vez ES): un SABIO y que muestra, como vos dices, Silvia, su don de gente.
Yo, su discípulo, perdido en la tiniebla de ver desaparecido, fisicamente, al mestro, me comprometo a finalizar la obra inconclusa que comenzaríamos a corregir el día de su entierro.
Silvia, al igual que el pedido del señor Gómez Aguilera, de quien tanto me hablara el Dr. Avedano, desería me hicieses llegar tu correo-e para ponerte al corriente de los proyectos e ideas que pensamos desarrollar, como justo homenaje al "AMIGO", con Héctor Cueto y el Ing. Basilio Sierz, entre otros.
Afectuoso saludo.
Elder Omar Candusso,desde La Para, lugar donde el Suquía deposita sus aguas en la Mar de Ansenuza.

06 junio 2009 21:59


Liliana dijo...

Profunda tristeza causa la pérdida del maravilhoso escritor Sergio Avedano
desde Curitiba, Brasil, enviamos nuestras condolencias a sus familiares y amigos,
sus libros lo mantendrán siempre entre nosotros aunque él esté mirándonos desde algún lugar-

06 junio 2009 13:53


Roberto Rinaldi dijo...

EN CIERTO MODO, Y SIN CONOCERLO AL EXTINTO SEÑOR SERGIO AVEDANO, NOS LIGA EL INTENTO DE HOMENAJEAR A UN AMIGO EN COMUN , COMO LO ES LA FAMOSA "WANORA" YO A TRAVES DE UNA CANCIÓN, Y EL ESCRIBIENDO UN LIBRO, QUE NO PUDO CONCLUIR, A MIGUEL ANTONIO ROMERO.
SIN CONOCERLO PERSONALMENTE, ADHIERO AL DOLOR DE ESTA DESAPARICIÓN.

06 junio 2009 13:48


Daniel Requelme dijo...

Amiga Silvia
Lamento la pérdida querida a travez de su página aunque creo, haberle visto en oportunidad de una reunión a favor de la apertura de su Programa en la Sade.
He preparado una carpetilla para Ud. con poemas sobre la Ciudad que, si no dispone lo contrario, podría entregárselos personalmente.

06 junio 2009 13:45


Juan Carlos Alarcón dijo...

Hola Silvia, conoci a Sergio hace muchos años cuando supo publicar
algunos textos mios. Por ese entonces él empujaba desde su consultorio
de dentista su deseo para que la cultura cordobeza se mueva. La ultima
vez que lo vi es cuando él estaba en las Islas Canarias y me propuso
otra publicacion. Es con con estupor y tristeza que vengo de enterarme
de su muerte. Mis condolencias.


06 junio 2009 13:41


Fernado Gómez Aguilera dijo...

Apreciada Silvia:
Le escribo estas palabras desorientadas desde la otra orilla del Atlántico, desde Lanzarote. Por casualidad, he dado con su blog navegando por la red.
Soy Fernando Gómez Aguilera, amigo de Sergio O Avedano en Lanzarote. Me gustaría remitirle un pequeño obituario dediacado a mi querido Sergio. Como tiene más de 1500 caracteres (son unos 3000), le agradecería que me enviara una dirección de correo electróncio a la que hacérselo llegar para que le diera el uso que creyera más conveniente.
Lloro la desaparición de un escritor y un amigo tan querido, tanto.
Con mi gratitud y reconocimiento, reciba un cordial saludo,
Fernando Gómez Aguilera
Lanzarote



06 junio 2009 09:42

Copyright © 2008 WebAdventure, All rights reserved - info@webadventure.com.ar

 
     
fringe hair extension remy nail tip hair extensions clip in hair extensions uk natural hair shaved sides and back 4c clip in hair extensions human hair wigs uk best tape in hair extensions brand honey blonde brazilian hair bundles hair extensions haircut at home service near me nadula brazilian hair hair extensions