Estado del Tiempo
ciudad de Córdoba


Viva Córdoba
Córdoba que se enamora
y que escribe en las paredes
Córdoba que se nos cae
Córdoba que se levanta
viva Córdoba
Córdoba que se la aguanta.


Jerónimo Luis de Cabrera



Provincia de Córdoba


Cancionero II
Caballero de ley (vals criollo)

Calle 9 de Julio esquina Rivera Indarte,
corazón elegante de mi docta ciudad
donde late la vida al compás de los gritos
de un lustrín y los versos del cieguito cantor. [ Ver más ]





Las Ponce: una leyenda

Escribe Juan Carlos Gamero
(Primera entrega)


“Ibas en ómnibus desde el centro por Avenida Colón, Olmos, 24 de Setiembre. Te bajabas pasando la Avenida Patria y caminabas unas tres o cuatro cuadras para el lado del río.
Por ahí ya comenzabas a sentir los silbidos y los llamados de las chicas...”.
El relato de un amigo se repite una y cien veces entre aquellos a quienes se consulte para hablar de “Las Ponce”.
Reducto tradicional del sexo fácil y el amor comprado por diez mangos, el Bajo Yapeyú albergó durante décadas una
Ir a “las Ponce” era ir de putas (para qué andar con eufemismos), pero para muchos, muchos jóvenes de los cincuenta, los sesenta y los setenta, significó tal vez bastante más que eso.
“Había algunos que eran clientes habituales, de ir siempre al mismo rancho, así que la chica los conocían, había una especie de confianza. En ese tiempo, el “pase” con una chica del Bajo te costaba unos diez pesos de hoy.
Uno era estudiante y no le sobraba. Es más, a veces tenías ganas y no tenías una moneda. “Y bueno... pagame todo junto cuando vuelvas”, te decían. Y vos luego ibas y pagabas, porque sabías que ibas a parar ahí de nuevo.”
żCuántas eran “las Ponce”? żEran todas familia? żEs cierto que las madres iniciaron a las hijas y éstas a su vez a sus retońos? Preguntas que seguramente perdurarán con el paso de los ańos, por la simple razón que quienes tienen en su mente las respuestas, se niegan a hablar del tema.
Por pudor, porque los tiempos ya no son los de antes o –tal vez- por el deseo que ese mismo misterio siga alimentando la leyenda que perdura en la memoria popular cordobesa hasta nuestros días.
Aquellos que no vivimos esas épocas, necesariamente debemos apoyarnos en quienes fueron testigos (o actores) directos.
“¿Cuál era el tour que hacía la barra de muchachones que se juntaba en la esquina del barrio por esos días...?.
Iban al centro, al cine Monumental, luego a La Cabańa a comer pizza y de ahí al Bajo Yapeyú, a Las Ponce. Eramos los mismos muchachos que el sábado a la tarde jugábamos al fútbol y juntos volvíamos al barrio tipo 3 de la mańana, más tarde tampoco. La noche empezaba mucho más temprano que ahora.
Vos a las diez de la noche ya estabas comiendo una pizza.” Andrés (50, empleado municipal).

“Salías del rancho y por ahí en la puerta había tipos que te invitaban un pedazo de falda, estaban haciendo un asadito y lo compartían con vos. Venía a ser lo que ahora conocemos como marketing. O por ahí, dejabas un peso ahí para el vino. Había otros códigos.”
La mayoría de los testimonios coinciden en imágenes que se repiten en la memoria de los protagonistas. Los ranchos a la orilla del río, las calles de tierra (ni hablar de asfalto, mucho menos de Costanera), las luces tenues de los faroles, los braseros encendidos y las chicas en la entrada de las casuchas.
“Estaba el brasero con el agua caliente. Llegabas y la mina te invitaba un mate. Había un sol de noche a querosén en el medio de dos habitaciones que te alumbraba lo que debía ser la posible cocina del rancho y vos entrabas. No había puerta, solo una cortina que te indicaba dónde estaba la piecita y vos por ahí sentías algún chico o un tipo que daba vueltas, pero no te decían nada, porque sabían que la mina estaba laburando.
Entonces, vos pagabas. Te llevaban hasta la tradicional palangana que tenían ahí para que te lavaras y hacías lo habías ido a buscar. Así de simple.” Carlos (62, taxista).
 
Comentarios: Enviar Comentarios

DON CHICHO dijo...

En los dificiles años de la dictadura,las chicas cuidaban a su clientela.Bastaba un silbido y el flaaaacooo hacete humo que hay razzia!!! para desaparecer de la zona,tambien tenian sus originalidades para atraer clientes con llamados clasicos como :veeeniii chico ,tenemos calefaccion !!! (era un brasero con carbon )o el celebre " pasa que hay chicas nuevas" !!!
15 noviembre 2017 20:29


EDUARDO dijo...

Si es muy cierto todo lo que cuentan de las Ponce por aquel lado de Cba ahora bien había otro lugar muy conocido por aquel entonces llamado el 990 al lado del punte negro del ferrocarril a pasos del parque Las Heras,he concurrido allí estando pupilo en aquel entonces en el Santo tomas,antes de ser alumno del Monserrat,nos escapábamos a la noche cuando podíamos por la cancha de fútbol que daba a la vereda,alli también no había puertas eran cortinas de trapos bien desvencijados y una palangana en la pieza con Perminox supongo, una noche cuando regresábamos,saltamos la pared y oh sorpresa los curas nos esperaban del otro lado,chau pu pilado quedamos como externos al siguiente año se acabo el pu pilado en el Santo Tomas
16 noviembre 2016 19:17


Carlos dijo...

Grande mi docta ciudad recorría las calles allá por el 66 hasta el 73 que época la cana no te jodía ni por puta el centro la noche los bares los billares los restaurantes, los cabaret, las chichi en el centro , la yuta, los botones, los canas, en otra había moral (je je) pero piola el respeto lo sano sin droga ni alcohol ( sin exceso) tranqui el bajo yapeyu piola pero recuerdo la bajada pucara que grande,,,, pasaba con la chichi los muchachos el asado tranqui un trago y a la pieza alumbrada cn un candil de querosen mechero, me amanecisa por que me tomaba un par de sangris con caroya soda limon azúcar bien frape dejaba todo en el piso nunca un choreo códigos de a época grande mi córdoba carajo volver a vivir eso merece morir mil veces época jodida los monto, el erp, las far, fap y toda la élite surda y roja, pero la noche impecable, códigos de machos comechindgones, intocable para la época el comando y la guardia de infantería bien gracias TODO EN ORDEN SEÑOR, carajo hasta en la época del proceso el respeto la puta si anduve de noche controles del 3º cuerpo puentes calles avenidas CIUDAD SITIADA, pero la noche impecable hasta las 06.00 los verdes del ejercito ADELANTE SEÑOR, ahora muchas quejas derechos humanos droga alcohol,
22 mayo 2015 02:11


Carlos dijo...

A ver desel bailable del pasaje gral pazafio quien VIVA que recuerde el chantecler el tabaris , lesgargot el paris el viejo el anexo, el rincon la oriental el molino, la pizeria claudia el ciervo de cordoba el viena la noche de plaza gral paz calles santa rosa sucre ,lima rivera indarte humberto primo, el bailable del pasaje gral paz la peña de la galeria en calle san martin en el subsuelo Quienes la frecuentaban el tranvia el gringo bertapelle no sigo mas a ver si alguien vive y la seguimos

22 mayo 2015 01:52


Carlos dijo...

Las Ponce…

Todas las noches
en bajada Las piedras y 24
y por cuarenta pesos
una mujer gris
te sonríe
te acaricia
escucha tus miserias
se desnuda
te dice papi...
Cuarenta pesos.
Una bicoca...

(De Crónica de los años felices)

06 febrero 2015 13:48


Roberto dijo...

Que historia esa por dios!
Yo no soy de Córdoba,nací en Capital Federal... Pero mi vieja nació en el barrio Yapeyú..... nunca tuve la oportunidad de conocerlo, lamentablemente, ya habrá tiempo.
Pero he escuchado a mi vieja infinidad de veces cuando discutía con el padre (mi abuelo,cordobés zátrapa amigo del tinto y de las escapadas en carro tirado a caballo (allá por los años 30) Cuando le decia:
...Y usted no se acuerda viejo borracho la verguenza que le hacía pasar a mi finada madre cuando ibamos a sacarlo a patadas en el culo de lo de Las Ponce !!! Mire papá, mejor no me haga hablar adelante de sus nietos... (Nosotros, jajaja,que ya de grandes más de una vez le preguntamos a mi vieja ¿quienes eran Las Ponce?)
Algún día voy a llevar a mi vieja madre donde se crió, y que me cuente mas sobre Yapeyu... Saludos Cordobeses con historia.

08 octubre 2014 00:58


Victor dijo...

¡Que historias con las Ponce! Teníamos un amigo en la barra, el negro José, que quería iniciarse en el tema con sus 15 años. Nos fuimos en bicicleta cruzando Bo. Yofre, y cuando llegamos el más grande del grupo concertó la cita.
Y le dijimos al negro: "No te dejes besar, y no dejes que te crucen las piernas por la espalda, porque no te largan mas y capaz que te matan". Por supuesto la calentura pudo más. Lo que el negro no sabia, era que ya le habíamos pedido a la señorita que le cruzara las piernas. Entró el negro, y como a los 15 minutos salio el negro llorando y diciendo a los gritos: "Me quiso matar, me quiso matar".
Estuvimos como media hora tirados en el piso, recuperándonos de la risa. Pobre negro!.
Han pasado 36 años de aquél día, y el negro todavía nos quiere matar.

26 agosto 2012 10:02


Alberto José dijo...

Por el 57 y 58 no se conocían "las Ponce". Esta función la cumplía el "nueve noventa" que se extendía por dos cuadras bordeando el terraplén del tren en COFICO. La denominación era porque correspondía al 900 de una calle que no recuerdo el nombre, en ese barrio. Los diez pesos era el monto estandart y los silbidos y llamados que hacían para entusiasmar a los clientes solo eran superados por el ruido de los latidos del corazón, tanto por la calentura como por el susto que teníamos a esos 14 o 15 años de edad. El cine Cervantes y la pizzeria de enfrente eran la alternativa de los que no teniamos el coraje de bajar al 990.
05 abril 2012 19:01


leandro rodrigo guzman dijo...

hola me gustaria saber que fue de la vida de las ponce si siguen viviendo y mas me interesa la historia para un libro . o si existira alguna de ellas
21 mayo 2011 14:03


Sergio dijo...

Me resultó muy interesante leer la leyenda urbana de las Ponce. Alguien podría decirme durante qué años habitaron la zona del Bajo Yapeyú y qué fue de ellas?
Gracias

25 marzo 2011 18:06


gonzalo dijo...

Che y lo que mas particularmente me gusta a mi que no lo lei, es que las hermanitas Ponce, servian al pueblo sacandole informacion a los milicos en la dictadura....
29 enero 2011 20:20


Juan Carlos Gamero dijo...

Hola a todos. Gracias por los comentarios de la nota sobre Las Ponce. A la pregunta de Daniel, debo decir que no, no soy "aquel" Juan Carlos Gamero de la calle Palermo del Cerro. Nací, me crié y vivo en Alta Gracia, más allá que mi trabajo lo realizo en medios de Córdoba.
A los demás, gracias por compartir recuerdos con todos nosotros. Misión cumplida respecto a remover la emociòn de otros tiempos.

18 noviembre 2010 17:01


Daniel dijo...

Para Juan Carlos Gamero, ¿sos el Gamero que allá por 1956 ó 1957 iba a la escuela "New Children School" en la calle Palermo del Cerro, propiedad del Maestro Peirano?
22 abril 2010 23:24


Miguel dijo...

La barra de Empalme lo llevamos al Negro Petitero a "debutar" a las Ponce. Ya en la pieza , clásica palangana para "antes" y "después", la chica le dice a Petitero, lavate....... y el Negro se lavo.......LA CARA !!!!!!!!!!! Creanme que es real.......Miguel desde Villa Dolores.
28 marzo 2010 19:19


Horacio David dijo...

Tal cual lo cuenta Juan Carlos Gamero, la "barra" me hizo debutar en Yapeyu para poder ser integrante. Cuando la mina me pide el dinero, estaba tan nervioso que buscaba en los bolsillos y ella se cagaba de risa porque yo estaba desnudo !!! Horacio
26 febrero 2010 21:31

Copyright © 2008 WebAdventure, All rights reserved - info@webadventure.com.ar

 
     
fringe hair extension remy nail tip hair extensions clip in hair extensions uk natural hair shaved sides and back 4c clip in hair extensions human hair wigs uk best tape in hair extensions brand honey blonde brazilian hair bundles hair extensions haircut at home service near me nadula brazilian hair hair extensions